Cámaras de aire: las grandes olvidadas por los ciclistas

Normalmente nos fijamos mucho en las ruedas que llevamos y también en las cubiertas. Gastamos auténticos dinerales para tener ruedas ligeras y cubiertas tope de gama . Hay un elemento en el que nos fijamos mucho menos son las cámaras de aire. Normalmente compramos las que vemos más baratas sin fijarnos mucho en el peso, pero la verdad es que el peso de la cámara de aire es uno de los componentes que más puede influir en el rendimiento de la bicicleta. La parte exterior de la rueda es un elemento que está en constante movimiento de rotación, lo que conlleva una acceleración angular. Por decirlo de otra manera, es mucho más significativo ahorrar 60gr en las cámaras de aire que hacerlo en en el cuadro o el manillar.

Como ya debéis saber la mayoría de cámaras están fabricadas en butilo que es un compuesto orgánico con aspecto gomoso. También exiten las cámaras de látex, que si bien en promedio suelen ser más ligeras que las de butilo (por supuesto no siempre), son más porosas, por lo que la cámara pierde aire con el tiempo. Con cámaras de latex es necesario hinchar la rueda mucho más a menudo que con la de butilo. En esta entrada voy a hablar únicamente de cámaras de butilo, ya que no es difícil encontrar cámaras de este tipo tan ligeras o más que las de latex y no tienen el inconveniente de la pérdida de aire y son menos delicadas de instalar.

Cámaras normales

Tienen un peso superior a los 100gr por unidad. En general rondan los 105-110gr, aunque las he llegado a ver de más de 120gr. Son las más económicas y las que más se venden. Por ejemplo si nos centramos en la marca continental son las superventas Continental Race:

El peso y el precio oscila un poco en función de la longitud de la válvula, pero estas Continental rondan los 105 gr por unidad, que es un peso todavía bastante razonable.

Cámaras ligeras

Tienen un peso que suele rondar los 80gr, incluso un poquito por debajo. Es decir usando un par de estas cubiertas ahorras al menos 50gr respecto a las cámaras normales. Ya suelen ser más caras que las «normales». Si nos centramos en la marca Continental seria el Modelo Continental Light.

Cámaras ultraligeras

Tienen un peso que se acerca a los 50gr. Usando un par de esta cubiertas le quitas a la bici nada menos de 100gr en la parte donde el peso es más importante. Los inconvenientes es que al són cámaras relativamente caras y al ser tan finas pueden ser más propensas a los pinchazos (aunque no necesariamente). En la marca Continental serian las cubiertas Continental Supersonic (creo que es la única marca con cubiertas tan ligeras).

Consejo

No tengas miedo en usar cubiertas ligeras o ultraligeras, pero no las combines con cubiertas de gama baja que no tengan protección antipinchazos, porque entonces pincharas con más facilidad. En cambio con unas cubiertas con una buena protección antipinchazos no hay ningun problema en usarlas. Yo uso habitualmente las Cubiertas GP4000SII con las Continental Light y la verdad es que pincho muy poco.

Como cámara de recambio recomiendo llevar una Continental Race, que al ser de las más baratas y fáciles de instalar es poco probable que de problemas. Por cierto que en Amazon tienen esta bolsa de sillín Continental supercompacta que viene ya con una cubierta Continental Race y dos demontables. Está genial por lo poco que cuesta.

Camara continental Supersonic.

Comparte la oferta con tus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *